Politicas

Políticas de la industria y Programa de la Propiedad Intelectual

Programa para la protección de derechos de terceros

Según las condiciones generales de Sedo, cualquier propietario de nombres de dominio está obligado a asegurarse de que el registro y utilización concreta de los dominios que él registra en la base de datos de Sedo o para los cuales hace uso de servicio de nuestros servicios, no vulneran derechos de terceros (derechos de marcas, de uso de nombres, etc.).

Sin embargo, a veces ocurre que personas se dirigen a Sedo alegando que un propietario de un dominio, que ha registrado su dominio en la base de datos de Sedo o hace uso de nuestros servicios, vulnera derechos preferentes del reclamante.

Sedo no podrá decidir en disputas entre un propietario de derechos preferentes (derechos de marcas, de uso de nombres, etc.) y un propietario de un dominio. Sedo no posee ningún tipo de control sobre los nombres de dominios que se han registrado en la plataforma para su venta o para los que se hace uso de otros servicios de Sedo. Por este motivo, Sedo anima a los propietarios de derechos de marcas, de uso de nombres, etc. a dirigirse directamente con su alegación al propietario del dominio.

Lo que, sin embargo, Sedo sí puede hacer para propietarios de derechos de marcas, de uso de nombres, etc. que presentan una reclamación, es borrar de la base de datos la combinación de letras correspondiente al dominio vulnerante, evitar el nuevo registro en la base de datos y excluir el nombre de dominio de los servicios de Sedo.

Debido a numerosos casos en los que los derechos del reclamante realmente no se habían vulnerado y/o en los que el propietario del dominio podía demostrar mejores derechos que el reclamante, Sedo ha introducido un procedimiento que permite a los propietarios de derechos preferentes presentar reclamaciones justificadas en relación a un cliente de Sedo, pero que, a la vez, da ocasión al propietario de un nombre de dominio a invalidar la alegación del reclamante o a alegar derechos propios sobre el nombre del dominio. (RPP).

El proceso de un Rights Protection Procedure es el siguiente:

  1. El reclamante envía por carta, fax o correo electrónico a Sedo una notificación que cumple los requisitos aquí especificados.
  2. Sedo confirma la recepción de la reclamación y la dirige a la dirección de e-mail del cliente que hace uso de los servicios de Sedo para el nombre del dominio reclamado. Se pide al propietario del dominio que indique su postura al reclamante y a Sedo en el plazo de tres días laborables.
  3. Si el propietario del dominio no reacciona en este plazo de tiempo, Sedo puede eliminar temporalmente el nombre del dominio de la base de datos y bloquearlo para los servicios de Sedo. Si el propietario del dominio reacciona, Sedo dirige sus comentarios al reclamante. Si el reclamante persevera en su posición frente a Sedo, Sedo decidirá la exclusión del nombre del dominio de servicios de Sedo en el plazo de 10 días laborables una vez examinados los razonamientos de las posiciones de reclamante y propietario del domino.

En caso de una posible vulneración de marcas notoriamente conocidas, Sedo está autorizado a excluir la combinación de letras también sin esperar la opinión del cliente que ha registrado la combinación de letras.

Cómo notificar una posible vulneración de derechos puede verse aquí.